Detrás del clic III: ventajas y oportunidades de la traducción automática

Introducción

La traducción automática y la posedición parecen ser las enemigas de los traductores y las mejores amigas de los clientes, pero, en realidad, no es es el caso para ninguno de los dos.

Ventajas y desventajas para los clientes

Para quienes desean una traducción, la posedición de traducción automática parece ser la solución mágica: es más rápida y más barata que una traducción tradicional. Reconocemos que esto es una ventaja, pero, antes de solicitar este servicio, el cliente debe plantearse algunas cuestiones:Hay algunos tipos de texto que no son compatibles con la traducción automática. Si el texto es de marketing y publicidad, o literario, por ejemplo, la traducción automática puede no ser la mejor opción porque son textos que requieren pensamiento creativo y, en muchos casos, transcreación.

Cada motor de traducción automática tiene sus propias políticas de privacidad. A menos que se trate de un motor de traducción automática propio sin conexión a internet, los datos del texto se enviarán a un tercero para la pretraducción (Google, Microsoft, etcétera). La única forma de garantizar que la única persona que tenga acceso a los datos sea la traductora es realizar una traducción estándar.

La traducción pública, por ejemplo, requiere que el profesional firme y selle la traducción para dar fe de que es traducción fiel del original. Como este tipo de traducciones requieren la certificación del traductor, la práctica es realizar una traducción estándar para analizar y traducir minuciosamente cada aspecto del texto.

Si el texto está en formato impreso o en archivos no editables generados a partir de fotos, es prácticamente imposible pretraducirlo. Para ello, habría que digitalizar los textos impresos y convertirlos a formato editable, lo que implicaría gastos adicionales significativos y tiempo extra que, en el costo final del proyecto, equivaldrían a realizar una traducción estándar.

Si el texto es extenso, el presupuesto es reducido, la privacidad no es una consideración importante y el texto está en formato editable, entonces la posedición podría ser una opción viable.

Ventajas y desventajas para los traductores

Como traductores, la traducción automática parece ser una amenaza que se acerca a toda velocidad. Si bien tiene sus desventajas, como la mala calidad de pretraducción de algunos motores de traducción automática, los honorarios más bajos o la dificultad de traducir algunos tipos de textos, también tiene sus ventajas y puede ser una oportunidad.

Las agencias de traducción solicitan cada vez más el servicio de posedición, lo que significa que existe otra área en la que podemos ofrecer nuestros servicios.

Por otro lado, podemos ofrecer este servicio a nuestros clientes directos cuando lo consideremos oportuno. Por ejemplo, si trabajamos con un cliente que necesita traducir un texto muy extenso y tiene poco presupuesto, si necesita traducir un texto no tan extenso, pero tiene poco tiempo, o, como parece ser la regla en el área, necesita traducir un texto muy extenso en poco tiempo, podemos ofrecer el servicio de posedición de traducción automática. Será una solución en tiempo y costo para nuestro cliente y una oportunidad para nosotros, como proveedores, de solucionar sus problemas de una manera creativa e innovadora.

En cuanto a la productividad, pareciera que no es una actividad rentable si trabajamos con posedición completa, dada la cantidad de requisitos de edición que tiene. Aunque es cierto que la posedición es un servicio que se cobra menos que la traducción (aproximadamente entre un 50 % y 70 % de la tarifa de traducción), también es cierto que es un trabajo mucho más rápido. Se estima que un traductor traduce cerca de 2000 palabras por día, es decir, 300 palabras por hora, y que posedita cerca de 4800 palabras por día, es decir 600 por hora (en una jornada de ocho horas). A grandes rasgos, la productividad en palabras por hora es el doble y, en cuestiones de pago del servicio, la ganancia también es mayor. Por ejemplo, si cobramos $1 por palabra de traducción, significa que ganamos $300 por hora; si cobramos $0.70 por palabra de posedición, significa que ganamos $420 por hora. Al igual que con cualquier actividad, la práctica y la experiencia son valores agregados y, cuando se aprende a corregir únicamente los errores y a trabajar con traducción automática, el proceso de posedición es mucho más rápido y, por lo tanto, mucho más rentable.

Conclusión

La traducción automática y la posedición llegaron para quedarse. Como lingüistas, debemos adaptarnos a las nuevas tecnologías y los requisitos del mercado. Aceptar su presencia nos permitirá mantenernos al día, ofrecer servicios nuevos y adentrarnos en nuevos mercados.

La decisión final será de cada profesional, pero, con la demanda cada vez mayor de MTPE, consideramos que es bueno, al menos, conocer y estar dispuestos a brindar este servicio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Open chat